.
Noticias y Eventos
 ◄◄ 
 ◄ 
 ►► 
 ► 
Septiembre 2019
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
◄ Volver

[Editorial] Con una pequeña ayuda de mis amigos. Comportamiento político en Bogotá

CategoríaBoletín DePolítica
Fecha 30 11 1999 00:00
AdjuntosDescargar

 

 

Por: Felipe Botero (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. )

Las fuentes de información política son múltiples. Cuando los ciudadanos toman la decisión de por quién votar buscan información en diferentes lugares. Las teorías tradicionales señalan varias fuentes como el contexto socioeconómico, la cercanía con los partidos o las evaluaciones de la economía las cuales le ayudan a las personas a tomar decisiones políticas clave. Sin embargo, rara vez se toman estas decisiones en el vacío. La discusión de temas políticos —eso que llamamos “arreglar el país”— es un deporte nacional. La discusión en el pasillo de la oficina, en la cafetería de la universidad, en la mesa del comedor o en el taxi son todos lugares en los que las personas pueden tener conversaciones sobre política con colegas, amigos, familiares o incluso completos desconocidos.

Sin embargo, en muchos contextos actuales las teorías tradicionales han perdido la capacidad de explicar el comportamiento político en la medida que los partidos han dejado de ser vehículos de movilización masiva de los ciudadanos o dado que las preocupaciones económicas no son importantes frente a temas como la seguridad o la movilidad. En esta investigación, realizada junto con Miguel García, exploramos contextos en los que las teorías tradicionales se quedan cortas y además evaluamos el papel de las redes de discusión política como un factor que explica el comportamiento político.

El argumento principal es que cuando las personas no tienen una relación cercana con un partido o cuando las elecciones no giran en torno a temas clave claros, las discusiones personales con otros ciudadanos ayudan a explicar cómo se comportan los votantes. Adicionalmente, vemos cómo el efecto de la discusión política no es homogéneo sino que está condicionado por los niveles de conocimiento político de las personas. Para demostrar este argumento, hicimos una encuesta de opinión a una muestra representativa de votantes en la ciudad de Bogotá. Las evidencias de nuestra investigación sugieren que tener con quién hablar de política aumenta significativamente la probabilidad de votar, en particular para las personas que tienen niveles bajos de sofisticación política, tal como se ilustra en la figura a continuación.

 

Esta gráfica muestra la diferencia en las probabilidades estimadas de participar en las elecciones. La línea roja muestra la probabilidad para las personas que tienen un nivel bajo de sofisticación política, mientras que la línea azul muestra las probabilidades para las personas con niveles altos de sofisticación. Estas probabilidades se computan con base en un modelo estadístico cuyos detalles se encuentran en el artículo en el que se reportan los resultados de la investigación, el cual escribimos en coautoría Miguel García y yo y que se publicará próximamente en la prestigiosa revista Electoral Studies. Lo sobresaliente de esta gráfica es que la probabilidad de votar aumenta en la medida que aumenta el número de personas con las cuales las personas dicen que discuten de política. Igualmente sobresaliente es el hecho de que este efecto sólo aparece en las personas que tienen bajos niveles de sofisticación, de acuerdo con las respuestas que dieron en la encuesta.

 
 

Inicio El Departamento Programas Profesores Investigación Publicaciones Centros y Programas Noticias y Eventos Contacto

Departamento de Ciencia Política | Carrera 1 No 18A 10 Edificio Franco 3 piso | Bogotá, D.C., Colombia Tel: +57(1) 3394949 Ext 2609/3200 | © Derechos reservados Universidad de los Andes